COMUNICACIÓN ASERTIVA

by saracalloni
Hola diciembre, ya estamos a finales de este año. ¿Cómo fueron tus planes en 2019? ¿Pudiste lograr todos tus objetivos? Espero que sí, pero si no es así, tengo una sorpresa para ti, te la revelaré al final de este artículo, así que léelo hasta el final.

Sorpresa para ti al final del artículo

Vayamos al tema de hoy, el mes pasado hablamos sobre el primer gran problema que destruye tus relaciones, si no sabe de lo que estoy hablando puedes leer el artículo de noviembre o puedes ver el video resumen.
Ahora hablemos del segundo gran problema, la presencia de una comunicación no asertiva.

El segundo problema que destruye tus relaciones es la comunicación no asertiva.

¿Qué significa ser asertiva? Eres asertiva cuando puedes expresar lo que piensas y sientes en cada situación, sin lastimar a las personas que te rodean.
Como te dije en el artículo de noviembre, si te quedas callada y no comunicas lo que tienes dentro, las personas no pueden leer tu mente, por lo que es vital sacarte los pensamientos de la cabeza y darles forma gracias a las palabras, pero desafortunadamente, a veces, las palabras no salen de la mejor manera y nos encontramos en medio de un conflicto porque nos malinterpretan o porque nos volvemos demasiado agresivas.

Las palabras no siempre salen de la mejor manera.

¿Alguna vez te ha pasado comenzar con las mejores intenciones, repitiendo en tu cabeza las palabras que debes decir y luego, cuando llegas frente a esa persona, sin darte cuenta, te encuentras gritando como loca porque no te sientes escuchada o entendida?
Permítame decirte que en esas ocasiones tu comunicación no fue asertiva, pero tranquila, con algunos pequeños trucos podrás mejorar al respecto.

Con pequeños detalles puedes tener una comunicación asertiva.

Veamos qué necesitas para tener una comunicación asertiva:
  • 1. Claridad sobre lo que quieres.
  • 2. Autoestima para decir lo que quieras.
  • 3. Escucha activa para entender lo que quiere la persona que tienes delante.
  • 4. Mediación para lograr el ganar-ganar.
Comencemos desde el punto número 1, necesita saber lo que quiere lograr de esta conversación. La mayoría de las veces no somos conscientes, pero siempre, repito, siempre nos comunicamos con los demás porque queremos lograr algo. No siempre es algo material, como puede ser un producto cuando te comunicas con un dependiente de una tienda o cuando hablas con un amigo porque te prestas algo. Muchas veces queremos atención, consideración, amor o sentirnos importante, cuando te das cuenta de lo que estás buscando, será mucho más fácil dirigir la comunicación.

Comprende lo que quieres obtener de esta conversación.

Pasando al número 2, es importante tener el coraje de decir lo que tenemos en la mente y en el corazón, por eso hablamos ampliamente sobre la autoestima en el segundo trimestre de este año. Si no tienes una buena autoestima, no tendrás la fuerza para decir lo que piensas en todas las situaciones.

Aumentas tu autoestima para tener el coraje de decir lo que piensas.

En el punto 3, cuando hablo de la escucha activa, me refiero a tratar de ponerte en el lugar de tu interlocutor, tratas de comprender exactamente cómo se siente, te sugiero que preguntes, pregúntale qué siente y qué le gustaría obtener, para tener una idea completa de la situación, sólo de esta manera tendrás la base sólida para ir al punto número 4.

Escuchas activamente a tu interlocutor para comprender lo que quieres lograr de la conversación.

En este último punto que llamo el punto de mediación, tendrás que ofrecer para tener. La buena comunicación no es más que un intercambio fluido y equilibrado de información y energía, si por alguna razón interrumpes o exige más de tu interlocutor, el resultado será desastroso. La mayoría de las veces hay un desequilibrio porque tratamos de tener razón y no ganar los dos.

No intentes estar en lo cierto, pero busca el ganar - ganar.

Recuerde que no puede tener razón, porque en realidad no existe, cada persona ve la realidad a través de sus propios filtros y esto nos impide ver las cosas exactamente de la misma manera. Así que no busques la razón, pero el ganar - ganar.

Para evitar caer en la trampa de la verdad absoluta, recuerde usar frases como: "Creo ... ¿y tú?" O "Siento ... ¿Y tú? "" Tenía la sensación de que me estabas diciendo esto, ¿tenía una percepción equivocada? ", Siempre trata de pedir confirmación y no dar las cosas por hechas, por ejemplo diciendo" lo hiciste ... "" dijiste ... "

Estoy segura de que siguiendo estos pequeños pasos podrás mejorar tu comunicación, pero recuerdas que este es un tema tan vasto que más capacitación e información podrían ayudarte enormemente.

Antes de despedirme, quiero hablarte sobre la sorpresa de la que estaba hablando al principio.

Sorpresa para ti ...

Si te has dado cuenta de que has llegado al final del año sin lograr todos los objetivos que te fijaste, debido a la falta de tiempo, recursos o simplemente falta de motivación, tengo la solución para ti.

He creado una nueva agenda que te ayudas a ganar tiempo, gracias a esta agenda, no solo será más fácil lograr tus objetivos, sino que podrás hacerlo utilizando menos tiempo y aprendiendo a ser más asertiva.
Si desea más información sobre la agenda ganadora, pincha en el siguiente botón.
Realmente espero que este artículo sea útil para ti, si es así, te pido que lo comparta con tus amigos para ayudarlos también.

Un fuerte abrazo
Sara

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies