EQUILIBRANDO TU ENERGÍA MASCULINA, FEMENINA E INFANTIL

by saracalloni
Ya hemos llegado en septiembre, el mes en que se reanuda la rutina habitual, los pequeños regresan a la escuela y los adultos trabajamos a horas regulares. Este es un mes en el que muchas personas se sienten tristes porque las vacaciones han terminado.
Bueno, este mes quiero hablar contigo sobre el equilibrio.
Como te dije en el artículo de julio (lo puedes encontrar AQUÍ) hay tres conflictos internos que nos afligen:
  • Imagen Subconsciente VS Verdadero Io. Hablé sobre este conflicto el mes pasado, si no pudiste leerlo, hazlo ahora lo puedes encontrar AQUÍ
  • Energía Masculina VS Energía Femenina.
  • Niño Interior Herido.
En este artículo hablaremos sobre estos dos últimos conflictos internos.
Bueno, comencemos a entender que son la energía masculina y la energía femenina. No caigas en el error de muchos que piensan que la energía masculina es de los hombres y la energía femenina en las mujeres.
Estas dos energías coexisten en cada uno de nosotros y nos ayudan a lidiar con todo lo que llega a nuestras vidas.
  • La Energía Masculina se caracteriza por la capacidad de seguir las propias metas sin distraerse; desde la responsabilidad, es decir, el conocimiento de que las cosas suceden solo si las haces realidad y esto nos lleva a la tercera característica que es la acción y nos ayuda a ser más positivos pensando en el futuro.
  • La Energía Femenina , por otro lado, se caracteriza por la creatividad, la sensibilidad, la empatía, todo lo que necesitamos para impulsarnos a cuidar a los demás, nutrirlos y comprenderlos, haciéndonos acumular el mayor poder del mundo: el AMOR.
Comprendes bien que, como seres humanos, necesitamos todas estas características para tener una vida verdaderamente extraordinaria.

Necesitamos sentir, pero de la misma manera necesitamos actuar.

El conflicto surge cuando una de las dos energías se apodera de la otra.
Trata de pensar si haces que tu vida sea gobernada desde tu Energía Femenina y no da espacio a la Masculina. Serías una compañera agradable, capaz de escuchar, serías creativa y extremadamente sensible, pero en el mejor de los casos, tendrías una vida que se repite todos los días sin la posibilidad de establecer metas para mejorarte y mejorar tu situación, y ciertamente serás una aspiradora para toda la negatividad a tu alrededor para tratar de salvar al mundo entero y toda esta oscuridad eventualmente te matará.
Intenta ahora imaginar que es tu Energía Masculina la que toma el control, eres absolutamente eficiente y efectiva en todo lo que te propones, todo tipo de distracción ha sido eliminada de tu vida y los demás no son importantes para ti y no tienes ningún deseo de cuidar a los que te rodean, si tu pude hacer todo sola, también los demás tienen que hacerlo y te olvidas completamente de tus sentimientos, cerrándolos con un doble giro en la parte más profunda de tu corazón porque solo te impiden alcanzar tus metas . En este caso morirías sola en una casa grande.
¿Te gustaría vivir uno de estos dos escenario? Realmente pienso que ¡NO!
Es por eso que debemos tratar de evitar que una de las dos energías supere a la otra.

El secreto para mantener estas dos energías en equilibrio dentro de ti es saber cómo darles tiempo a ambas.

Habrá momentos en que será mejor escuchar una energía más que la otra, y ahora que sabes a dónde te lleva cada una, también sabrás qué te lleva a lograr lo que deseas.

Recuerda que si le das voz a tu Energía Masculina, también debes darle espacio a tu Energía Femenina para que siempre estén en completo equilibrio y te sientas feliz y en paz.

Bueno, ahora hablemos sobre el tercer y último conflicto, el Niño Interior Herido.
Te puedo asegurar que, como todos los seres humanos en esta tierra, te has encontrada a enfrentar este conflicto.

Cada uno de nosotros, cuando era solo un niño, resultó herido y esta herida continúa sangrando durante años y años y años, y si no hacemos un viaje dentro de nosotras mismas, esa herida nunca sanará.

Pero, ¿qué me estás diciendo, Sara? Tuve una buena infancia, nadie me hizo daño.
Bueno, me alegra que pienses esto, significa que no hay episodios que recuerdes conscientemente, pero tengo serias dudas de que nunca te hayas sentido herida. Muchas veces, para no sentirnos mal, olvidamos lo que sucedió o, a veces, simplemente disminuimos su valor para tratar de no sentirlo. A veces, estas enormes heridas surgen de cosas muy pequeñas como una mirada, o simplemente un abrazo no recibido. El punto es que si has tenido uno de los siguientes pensamientos en tu vida, te digo que tu niña interior está o ha sido lastimado.
¿Alguna vez te has sentido inadecuada, incapaz, inferior o impotente? ¿Te encontraste rebosante de ira sin siquiera saber de dónde venía o sin darte cuenta de que la ira que sentías era demasiado poderosa para ser provocada por esa pequeña cosa que acaba de suceder?
Bueno, si respondiste sí a al menos una de estas preguntas, entonces puedo decirte con absoluta certeza que tu niña interior está herida y que esa herida aún sigue sangrando.
Tratemos de entender por qué esa herida sigue doliendo después de mucho tiempo, simplemente porque sigue reabriendo la herida al continuar lastimando a tu niña interior.

Sigue reabriendo la herida al seguir lastimando a tu niña interior.

Cada vez que dices que eres tonta, estúpida, inadecuada, inferior o impotente, cada vez que no te dejas divertir, cada vez que tomas tu vida demasiado en serio, cada vez que te olvidas de reír, sigues lastimando tu niña interior
Así que dale espacio a ese niña, hazla reír y jugar porque lo realmente importante en la vida es que te la pases bien. Si tu niña interior no se divierte, no vive una aventura, no permites que se caiga para poder fortalecerse, entonces todo este viaje llamado vida pierde todo sentido.

Diviértete con tu Niña Interior y la vida será más divertida.

Bueno, espero que todas estas palabras te ayuden a simplificar tu vida y hacerla más agradable. Si piensas que este artículo fue útil, te pido que lo compartas con tus amigos para ayudarlos también.
Gracias, gracias, gracias.

RECUERDA DE SONREÍR

Un fuerte abrazo.
Sara

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies