CELEBRAR TUS VICTORIAS PARA RENOVAR TU AUTÓSTIMA

by saracalloni
Hola, ya estamos en junio y, por lo tanto, las vacaciones de verano están cerca, por lo que me parece el mejor momento para hablar sobre fiestas y celebraciones.
Uno de los grandes "errores" que cometemos es nunca disfrutar de nuestras victorias.
A menudo alcanzamos una meta e inmediatamente pensamos y / o planeamos lo siguiente, sin darnos el lujo de enfatizar, al menos por un tiempo, lo buenos que hemos sido.
Como dijimos el mes pasado, siempre centramos nuestra atención en los errores que cometemos y casi no nos detenemos en las cosas que hacemos bien.
Cuando tomamos la decisión correcta o nos esforzamos por alcanzar una meta y finalmente la alcanzamos, simplemente decimos "Bravo" seguido de ... "¿Y ahora qué más debería hacer?"
Bueno, en realidad, en el peor de los casos, ni siquiera existe ese BRAVO ... sino solo la idea del próximo paso a seguir.
Obviamente no te estoy diciendo que no es correcto pensar en lo que tienes que hacer a continuación, pero respira, hay un momento para todo y el hecho de saltearte las fiestas no te ayuda en absoluto.
Muchas veces, el tiempo para un descanso bien merecido, por ejemplo, parece ser un tiempo perdido, un tiempo inútil que quita tiempo a las cosas "importantes", cómo estas acciones que necesitamos hacer para alcanzar la próxima meta.
En realidad, el tiempo de descanso es muy, muy importante.
Piensa en un atleta medalla de oro. Piensa cuánto entrenas, cuánto es constante y cuánto concentrado está, pero ¿crees que nunca descansa? ¿Crees que no celebra sus victorias?
Te puedo asegurar que hay tanto un tiempo de descanso como una celebración de la victoria.
El descanso es esencial para que un atleta no se canse ni sea dolorido antes de la carrera.
La celebración de las victorias, por otro lado, es muy importante para continuar aumentando su autoestima.
Cuando celebras tus victorias, lo que estás haciendo es decirle a tu cerebro y a todo tu cuerpo que el esfuerzo que hiciste, el trabajo duro y tal vez esos sacrificios se hicieron para obtener esta gran victoria. Si, por el contrario, te saltas las fiestas, te estarás repitiendo que la vida es solo lucha y sufrimiento. Además, nunca estará completamente satisfecha con tus acciones porque nunca pondrá atención en el lado positivo de las cosas y, a la larga, esto te llevará a la decepción, a la frustración y, en el peor de los casos, a la depresión.

Entonces, si tu también quieres tener una vida llena de cosas hermosas, no te olvides de celebrar tus éxitos, ya que esta es la única manera de recordarle a tu cerebro la importancia de sentirte bien.

Cuando le digo esto a mis clientas, la primera respuesta que me dan es: ¡Sara, sin embargo, no tengo mucho dinero para poder celebrar todos los pequeños éxitos que tengo, así que solo celebro los grandes resultados!
El punto es este: nos permitimos una celebración solo para lograr grandes metas, pero nuestra vida está formada por victorias pequeñas y constantes a las que no otorgamos el mérito correcto.
Así que mi consejo es celebrarlas todas, grandes o pequeños. Pero recuerda que con fiestas no quiero pedirte que tomas un préstamo para poder celebrar tus pequeños éxitos con cosas caras todos los días. Las celebraciones más grandes vienen dadas por esas pequeñas satisfacciones que no nos permitimos por falta de tiempo o por la convicción de no merecerlas todavía (porque todavía no se ha alcanzado el gran objetivo).
Puedes optar por tomar una hora para tomar un baño a luz de las velas y relajarte con una buena copa de vino. Puedes ir y encontrar a ese amigo que no has visto en meses. Puedes ir a ver el mar. Puedes dar un paseo por el bosque. Puedes comer un buen helado. Puede pasar una tarde leyendo el libro que ha estado lleno de polvo durante años en el estante de la librería.
Depende de ti decidir cuál es tu mejor recompensa y lo mejor es que puedes cambiarla cuando lo deseas.

¡ERES TU A DECIDIR!

La única regla que debes seguir es decirte a ti mismo: "Puedes darte esto (tu recompensa) porque lo mereces porque lograste alcanzar / hacer eso (la meta que alcanzaste)".

Verás que si usas este método y esta afirmación para todas tus pequeñas victorias, podrás aumentar tu autoestima en poco tiempo.
Recuerda que eres tu quien decide las reglas del juego y que todos los pequeños éxitos son válidos, incluso el hecho de poder decir no a ese amigo que siempre nos necesita, o haber llegado a tiempo a una cita. o levantarse de la cama 5 minutos antes o 5 minutos más tarde. Cualquier cosa que pueda parecerte un desafío y puedes superarlo merece tu consideración y, por lo tanto, tu celebración.

En el caso de que sientas que no puedes decir no o poner límites a aquellas personas que invaden cada vez más tu vida y tu espacio vital, te invito a una masterclass gratuita donde te ayudo a aprender cómo poner limites.

Bueno, ahora te dejo a tus celebraciones, porque voy a celebrar el hecho de que este artículo también lo he terminado de escribir y publicar con éxito ;-)
Como siempre, si te gustó este artículo, te pido que lo compartas con tus amigos para ayudarlos, también porque, quizás, puedas encontrar una manera de celebrar juntos.

Un fuerte abrazo
Sara

Leave a comment

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies